Catedratón superó los mil millones de pesos en su evento central

El evento de la Arquidiócesis de Barranquilla contó con shows músicales y bazar gastronómico. La Fundación Tecnoglass donó 640 millones de pesos.

Catedratón, actividad organizada por la Arquidiócesis de Barranquilla, unió a los ciudadanos y artistas para la recaudación de fondos.

El evento de la Arquidiócesis de Barranquilla contó con shows músicales y bazar gastronómico. La Fundación Tecnoglass donó 640 millones de pesos.

El Salón Jumbo del Country Club se volcó a la donación para la construcción de nuevos templos en el departamento.

Catedratón, actividad organizada por la Arquidiócesis de Barranquilla, unió a los ciudadanos y artistas para la recaudación de fondos.

El evento, que se llevó a cabo hasta las 7 de la noche de este domingo, contó con la presentación de diferentes ministerios católicos y el show del cantante de música urbana Óscar Prince. Durante la presentación del artista de música urbana, se realizó un minuto de silencio en honor a la muerte de su abuelo, quien falleció el pasado sábado “Óscar está aquí con un contrato de solidaridad. El viernes, este jovencito estuvo con su familia celebrando el ingreso al cielo de su abuelito”, dijo el padre Jaime Marenco en tarima.El interprete de Me equivoqué, que no pudo contener las lágrimas, manifestó que aceptó participar en la actividad porque viene de una familia católica y se siente comprometido con la causa de la Catedratón.La Reina del Carnaval 2018, Valeria Abuchaibe Rosales, también participó.“Todos los años vengo en familia y esté será uno especial porque vengo como reina a unir lo que es el Carnaval y la Iglesia”, contó la soberana.

El consolidado final del evento fue de $1.001.770.610 entre efectivo y promesas, estas últimas realizadas por las empresas Oleo Flores, Serfinanza, Tecnoglass, Gases del Caribe y Clínica Campbell. El padre Jaime Marenco, líder de esta obra, aseguró que “Dios siempre sorprende y el primer sorprendido soy yo”. Añadió que no se esperaba la respuesta de la comunidad para asistir al evento y las donaciones realizadas, sobre todo por las empresas. “Debido a la situación económica pensé que sería diferente, pero no. Las empresas han apoyado mucho, el número de donantes bajó, pero subió el monto”.

Además, destacó los aportes de las parroquias, colegios y familias. “Lo más importante es que este año comenzamos un nuevo proceso. Cambiamos la mentalidad que Catedratón es un evento de un día”. Con eso se refiere a las diferentes actividades que realizaron como Catedratón al Parque y Catedratón Kids “e incluso llevamos a las cárceles y empresas”, dijo. “No es una campaña que solo pide, también da”, apuntó.

Dentro de los shows en la tarima principal estuvieron ministerios cristianos y grupos seculares, es decir, que no son religiosos. Luz Mireya Ramírez y Martín Ariza son una pareja que llevan 25 años de casados y hace varios años tienen su agenda asistir a la Catedratón, la de este año con un toque especial: su hijo Sebastián estaría en tarima con un ministerio.“Es una obra que une a la familia. Sentimos una felicidad muy grande porque estamos formando un hijo en valores que le sirve a la humanidad”, afirmaron. Destacaron que lo de hoy se trata de un espacio “para todos”, sin distinción de religión y que además “no es algo aburrido como muchos pensarían”.

En el evento también estuvo el vallenato de Santy Molina, de 13 años.

Fuente:
El Heraldo